Ayerza

Ayerza

El Dr. Toribio Ayerza llegó al país en 1846, de origen vasco. Este médico ganó prestigio al realizar la primera traqueotomía en nuestro medio, que le permitió salvar  cientos de vidas en la época anterior a la vacuna contra la difteria.

Fue el fundador de una familia en la que se han destacados médicos en diversas especialidades. Entre ellos su propio Abel (1861 – 1918) sobresaliente y semiólogo. A su alrededor se nucleó la comunidad vasca en varias entidades como la Laurak Bat. Murió en 1884. Este monumento (obra de Miguel Sansebastiano), en la que la Caridad con forma de mujer cobija a dos niños y un ángel apoyado sobre una antorcha invertida simboliza la vida que se extingue. Fue levantado por sus amigos, sus restos fueron despedidos por Santiago de Estrada y Ricardo Monner Sans que le dedicó un sentido poema.

La bóveda familiar fue testigo de la multitudinaria manifestación con motivo del entierro de Abel Ayerza (1906-1932) Joven estudiante de medicina secuestrado y ulteriormente muerto por la mafia siciliana, comandado por el legendario Chicho Grande. Así, Abel Ayerza se convirtió en un símbolo para los grupos políticos xenofobicos “La muerte de nuestro amigo a manos de la canallada importada justifica esta rebeldía y sofoca, por cobarde, toda resignación.”

Todos los que participaron en el siniestro control fueron condenados y Don Chicho, aunque no se pudo comprobar culpa alguna, fue deportado a Italia.

Dicen que una joven enamorada de Abel decidió tomar los hábitos, convirtiéndose en una de las primeras novicias de la orden Sacre Cocur de Castelar, justamente en el predio que había donado la familia Ayerza.

Murió anciana, siempre comprometida con sus tareas evangelizadoras y sociales.

Ayerza

Abel AyerzaDr. Toribio AyerzaRicardo Monner SansSacre Cocur de CastelarSantiago de Estrada

admin • marzo 7, 2015


Previous Post

Next Post